confluencia-cronologicas
BannerFans.com
tEMPLO

Ahora es el momento de devolver el Monte del Templo a la intención de Dios: ¿una casa de oración para todas las naciones?

En la Biblia, el Monte del Templo se considera un lugar de oración para todas las naciones y se entiende comúnmente como un lugar sagrado para judíos, cristianos y musulmanes por igual. En Isaías 56 , está escrito que “los extranjeros que se adhieren a Hashem” serán llevados a su monte sagrado para regocijarse en su casa de oración:

“Los llevaré a mi monte sagrado y los dejaré regocijarse en mi casa de oración. Sus holocaustos y sacrificios serán bienvenidos en Mi mizbayach; Porque mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos “(Isaías 56: 7).

Sin embargo, advierta a los activistas judíos, políticos y rabinos, que esta aspiración bíblica no se cumple hoy ya que la oración en el Monte del Templo está restringida para aquellos que no son musulmanes.

“El status quo actualmente y oficialmente es que a los judíos y cristianos no se les permite orar en el Monte del Templo”, dijo el miembro del Knesset Rabino Yehuda Glick a Breaking Israel News .

Judíos y cristianos pueden visitar el Monte en ciertos momentos, pero se les prohíbe orar, cantar o hacer manifestaciones religiosas o protestas.

Según Glick, debido a que Jerusalén actualmente está experimentando un momento de relativa calma, la policía rara vez interfiere con la oración silenciosa “a menos que el Waqf afirme que los está ofenciendo”, mientras que anteriormente el waqf jordano (dotación religiosa islámica) era muy estricto. El Waqf seguiría cada movimiento de cada visitante y los grupos judíos estarían acompañados por policías que observaron los labios de los visitantes para asegurarse de que no estaban rezando, explicó Glick.

En 1967, a pesar de los miles de años de anhelo de soberanía judía sobre los lugares más sagrados del judaísmo, Moshe Dayan, entonces ministro de defensa israelí, cedió el control del Monte del Templo al Waqf.

Según el rabino Pinchas Winston, especialista en el Fin de los Días y la gula (redención), Dios controla la historia según “donde está retenido el pueblo judío”, y dijo que “1967 podría haber sido un tiempo de geula” si no fuera por Dayan comportamiento.

“Cuando regresamos a Jerusalén y al Kotel, ese fue un evento de geula en un momento en que incluso los judíos seculares hablaban de moshiach (mesías)”, dijo Winston. “Fue la providencia divina al igual que la independencia de Israel en 1948: un paso en la dirección de la redención que probablemente habría desencadenado una serie de eventos que desencadenaron la geula y la construcción del tercer Templo”.

Sin embargo, Winston sostuvo, no lo tomamos lo suficientemente en serio, y Dios puso el Monte del Templo “en espera”.

Glick llamó a la renuncia al Monte del Templo en 1967 una jugada ingenua, en la que Israel creía incorrectamente que ceder el control de un sitio sagrado para los musulmanes, así como para los judíos y cristianos crearía una paz duradera entre Israel y sus vecinos árabes.

Joshua Wander, un consultor de relaciones públicas independiente en la Ciudad Vieja de Jerusalén y sus alrededores, también llamó a este evento “una de las mayores tragedias en la historia judía”, igual al pecado del becerro de oro.

Aún así, muchos judíos hoy en día no reconocen la centralidad de la tierra de Israel para el pueblo judío de la misma manera que las personas no reconocen la centralidad de Jerusalén y el Monte del Templo como el lugar más sagrado de la tierra.

“Donde sea que haya más santidad, también tienes la mayor impureza”, explicó Wander, una impureza que ha causado muchos errores y conceptos erróneos también promulgados por algunas autoridades legales, religiosas y gubernamentales israelíes.

Mientras que el Monte del Templo es administrado por el Waqf, el gobierno israelí establece límites de entrada debido a restricciones políticas y de seguridad. Al ingresar al Monte del Templo, también hay una señal de advertencia del Gran Rabinato de Israel que anuncia: “De acuerdo con la Ley de la Torá, entrar en el área del Monte del Templo está estrictamente prohibido debido a la santidad del sitio”.

Pero según Wander, este signo está desactualizado. Después de 1967, cuando Israel reunió a Jerusalén y recibió acceso al Monte del Templo, los judíos comenzaron a congregarse allí, sin darse cuenta de las condiciones en las que se puede subir según la ley judía.

Hoy en día, debido a la vasta investigación arqueológica e histórica, hay una mayor comprensión acerca de a dónde se debe ir o se debe evitar según las leyes de pureza judías.

Ahora, es la obligación del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu de abrir el sitio para la oración judía, según la ley israelí, mantuvo Wander.

“La ley básica israelí establece la libertad de culto y cualquiera tiene derecho a rezar libremente en este país”, dijo, y calificó la restricción judía de la oración en su lugar más sagrado de su propio país de “discriminación absurda y clara, y completamente inaceptable”.

De manera similar, dijo Glick, la oración debe permitirse para todos, ya que el Monte del Templo es una casa de oración para todas las naciones y la oración allí nunca debe considerarse ofensiva.

Sugirió un sistema de intercambio de sitios sagrados, similar al sistema de intercambio en la Cueva de los Patriarcas en Hebrón.

“El sueño es que debería ser un centro para la paz y la tolerancia y no el odio”, dijo.

Wander dijo que las aspiraciones deberían ir aún más lejos: los judíos deberían comenzar a construir el Tercer Templo en el Monte del Templo.

“El objetivo de la nación judía es regresar a la tierra y resucitar lo que una vez tuvimos como nación, incluida la reconstrucción del templo”, dijo.

Históricamente, el Templo ha actuado como un pararrayos hacia Dios y un hogar físico en este mundo para judíos y no judíos para difundir bendiciones en todo el mundo, como durante Sucot, cuando era común que los no judíos hicieran la peregrinación a Jerusalén y trae sacrificios de los cuatro rincones de la tierra.

“Aunque hay diferentes leyes sobre el servicio y el sacrificio, el Templo es igualmente importante para judíos y no judíos”, dijo Wander.

Antes de las festividades judías de este año, “estamos en camino de construir el Templo orando por él tres veces al día durante los últimos 2.000 años, recuperando Jerusalén en 1967 y aprendiendo todas las leyes apropiadas con respecto al Monte del Templo desde entonces, “, Agregó, citando también recreaciones de los servicios del Templo y sacrificios para concienciar sobre la centralidad del Templo.

Mientras que años en el exilio han disminuido la conciencia de la importancia de la tierra de Israel, Jerusalén y el Templo para muchos judíos, “es un movimiento divino y cualquiera que intente interponerse en su camino no tendrá éxito”, dijo Wander.

Según Wander, el entorno político también está maduro, ya que “Trump nos ha dado una ventana de oportunidad” de la que espera que el gobierno la aproveche.

Winston expresó sentimientos similares y dijo que a lo largo de los 70 años de historia de Israel, “las probabilidades han sido negativas para nosotros” y “el hecho de que podamos prosperar mientras estamos rodeados de enemigos, incluso económicamente, es un milagro”.

Winston instó a los “gentiles justos” a continuar invirtiendo en el Estado de Israel tanto espiritual como financieramente. Sin un templo, explicó, los no judíos no pueden enviar sacrificios como lo hicieron en el pasado, pero al participar en traer geula, tienen la oportunidad de traer de vuelta los tiempos del Templo.

Con este fin, Winston explicó: “Los judíos deben mostrarle a Dios que lo queremos yendo al Monte del Templo, manteniendo una actitud anticipada y desarrollando la voluntad de redención, como hicimos en Egipto”.

“Estamos viviendo milagros como profecías que se desarrollan ante nuestros ojos”, dijo Wander. “No pasará mucho más antes de que logremos nuestros objetivos”.
Fuente: breakingisraelnews.com

Comentar


iglesia celular