confluencia-cronologicas Ministerio Brazolatino
Paises Arabes

Los países árabes ofrecen a Israel una iniciativa de paz si deja de construir en Judea y Samaria.

Los países del Golfo han esbozado una propuesta que incluye medidas sin precedentes hacia la normalización con Israel si el gobierno del primer ministro, Biniamín Netanyahu, a su vez hace gestos hacia los palestinos, como congelar la construcción de asentamientos en partes de Cisjordania (Judea y Samaria) y aliviar las restricciones a la Franja de Gaza, según un reporte de The Wall Street Journal.

La propuesta se basa en un documento que fue preparado durante discusiones entre varios países árabes sunitas. Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, los líderes de la iniciativa, también informaron sobre la misma a la Administración estadounidense y a Israel.

Los países árabes sugieren tomar medidas tales como establecer líneas de telecomunicaciones directas entre Israel y algunos países árabes, permitir a las líneas aéreas israelíes volar sobre el espacio aéreo de los estados del Golfo y abolir las limitaciones comerciales con Israel.

Otros pasos de normalización que se están sopesando incluyen el otorgamiento de visas a los atletas israelíes y empresarios interesados en visitar los países del Golfo. A cambio, los estados sunitas están exigiendo que el gobierno de Netanyahu tome medidas significativas para avanzar el proceso de paz con los palestinos, en particular el congelamiento de la construcción fuera de los bloques de asentamientos.

Incidente diplomático con Estados Unidos en Jerusalén

Los miembros de la delegación norteamericana, que están preparando la visita del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en Israel pidieron a sus contrapartes israelíes que abandonaran el “Kotel Hamarabí” o Muro Occidental (conocido en el mundo gentil como el Muro de los Lamentos), diciéndoles “este no es vuestro territorio, esto es Cisjordania”.

Los equipos norteamericano e israelí estaban visitando el sitio sagrado de cara a la próxima visita de Trump el 22 y 23 de mayo.

El equipo israelí pidió que el primer ministro, Biniamín Netanyahu, acompañara a Trump durante su visita al Muro Occidental, pero fueron rechazados por los norteamericanos. El hecho provocó una fuerte discusión entre los representantes de ambos equipos.

Dos funcionarios del consulado de Estados Unidos en Jerusalén se expresaron rudamente con sus contrapartes israelíes diciéndoles entre otras cosas: “Les estamos pidiendo que se vayan, necesitamos que nos dejen tranquilos. Los funcionarios israelíes no pueden estar aquí, esto es Cisjordania. Esta es una visita privada del presidente y no tiene nada que ver con ustedes. Este no es vuestro asunto”.

Los choqueados miembros del equipo israelí le respondieron a los norteamericanos que: “esto es totalmente inaceptable y rechazamos de plano estas afirmaciones. Este es un lugar sagrado bajo soberanía israelí”.

“Los comentarios sobre el Muro Occidental no estaban autorizados y no representan la posición de los Estados Unidos y ciertamente no del presidente”, expresó una alta fuente del Gobierno de Washington.
Fuente:shalomjerusalen.com

Compartir en Redes SocialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comentar