confluencia-cronologicas Ministerio Brazolatino
Presurizar

Presurizar

Se trata de la acción que se desarrolla para resguardar, en cierto ámbito, las condiciones normales de presión atmosférica, aún cuando en el exterior dicha presión sea muy diferente.

Hoy tenemos la gran necesidad de presurizar nuestras emociones, nuestra alma, nuestra conciencia para no ser avasallados de toda especie del mal, porque estamos camino a la hora más oscura que el mundo jamas haya visto, ni en los días de Sodoma y Gomorra, ni en los días del Imperio babilónico, ni Persas, ni Romano ni en ninguna otra época, este el final de los tiempos, los días proféticos de la abominación, donde el hombre y la mujer realizan, hacen, participan, son cómplices de hechos abominables a los ojos de Dios, por ello necesitamos presurizarnos, mantener una temperatura acorde dentro nuestro que nos impida ser invadidos por la temperatura por el estado externo donde la gran masa de la humanidad vive engañando y siendo engañada.

Presurizar nuestro espíritu en Dios, sometidos a El, pensar como el piensa, declarar como el declara, vivir en la mentalidad de Dios, ser sus exponentes, sus hijos adoptados en Cristo Jesús.

Presurizados por la Gracia de Dios

En Cristo soy heredero de Dios y coheredero con Cristo de su gloria (Romanos 8:17)
He sido justificado (Romanos 5:1)
El pecado ya no tiene poder sobre mi vida ya que morí con Cristo (Romanos 6:1-6)
Ya no existe ninguna condenación en mi vida (Romanos 8:1)
Soy templo – morada de Dios. Su Espíritu y su vida moran en mí (1ª Corintios 3:16)
Estoy unido con el Señor, y soy un Espíritu con Él (1ª Corintios 6:17)
Soy miembro del cuerpo de Cristo (1ª Corintios 12:27)
Dios me ha dado la mente de Cristo (1ª Corintios 2:16)
Soy una nueva creación por tal motivo no debo mirar atrás (2ª Corintios 5:17)
Fui escogido en Cristo antes de la fundación del mundo para ser santo y sin mancha delante de Él ( Efesios 1:4)
Ya soy bendecido con toda bendición espiritual (Efesios 1:5)
He sido resucitado y sentado con Cristo en el cielo (Efesios 2:6)
Tengo acceso directo hacia Dios por medio del Espíritu ( Efesios 2:18)
Soy ciudadano del cielo, sentado con Él en el cielo ahora mismo ( Filipenses 3:20)
Soy participe de Cristo; comparto su vida (Hebreos 3:14)
Tengo derecho a entrar libremente al trono de Dios para encontrar misericordia y gracia en tiempos de necesidad (Hebreos 4:16)
Soy un rey y sacerdote para Dios (Apocalipsis 1:6)

Por Pastor J C Aguirre

Compartir en Redes SocialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comentar